MEDITACIÓN-SANACIÓN

MEDITACIÓN-SANACIÓN

No se necesita ningún esfuerzo; se consigue sin esfuerzo
— MARIANA SANCHE

 

La meditación es por si misma el arte de sanar.

Sanar mi mundo interior y así sanar mi mundo exterior.

Esta práctica se ha realizado desde las más antiguas civilizaciones, teniendo como función principal el desarrollo de la espiritualidad y la evolución de la conciencia.

La espiritualidad es la alineación de tu alma con todo lo que es, es la conexión con tu luz interior, es confiar en la sabiduría creadora del universo que opera en ti manifestándose como pensamientos, imaginación, deseos, sentimientos y/o acciones. Es voltear la mirada hacia dentro y conectarte con tu propia esencia, con tu propia VERDAD.

La meditación permite darnos ese espacio para conectar con la espiritualidad, para empezar a escuchar y aceptar lo que llevamos en nuestro mundo interior.

La meditación nos lleva a conocernos y aceptaron como somos.

En realidad, nadie puede amar lo que no conoce, y nadie puede amar al otro o ser un ser amado, sin antes amarse a sí mismo. Por eso es tan importante trabajar con nosotros mismos y empezar a conectarnos con nuestro interior.

El dilema no es lo que está pasando dentro o fuera de nosotros, es como respondemos a lo que nos sucede. La felicidad y paz que tanto buscamos la podemos encontrar en la paz interior que solamente tú misma puedes regalarte.

Date ese regalo meditando para conectar con tu verdad, y así tener mucha más claridad en tu vida y dejar de experimentar ansiedad, angustia, temor, intranquilidad.